NEWS

Entre los cabellos y el medio

Hay una pregunta que me persigue a todos lados, ¿cuándo te levantas te sacudes el pelo y sigues caminando, verdad? Pues, no amigos y amigas, no. El equivalente a rizos no es trabajar poco con tu cabello, tampoco descuido, todo lo contrario, trabajas el doble y con mucho ímpetu. Aunque para ser sincera, el trabajo de arreglar mis cabellos rizos es poco con todo el trabajo que nos resta hacer como afrodescendientes, comunicadoras y mujeres.

Hace unos años leía que la mujer negra en América Latina era vista como una pieza “exótica no perteneciente a su propio territorio”, porque aunque bien es cierto que los afrodescendientes ocupamos más de una quinta parte de la población latinoamericana, la aceptación de la negritud ha costado luchas incansables. Y aunque ya han pasado unos años desde que leí esa columna, el que se entienda que llevar tu cabello al natural no tiene nada que ver con cuán tropical o exótica seas, definitivamente es pieza de conversación.

Ahora bien, cuando entras al “mundo de la comunicación” con los cabellos rizos (no importa cuan rizo) la cuesta se vuelve un poco más inclinada. Conversábamos en estos días sobre el tema en la oficina y hubo una pregunta que me confrontó “¿cuántas mujeres negras en agencias de relaciones públicas conoces que llevan el cabello al natural? De seguro, no te viene ninguna a la mente”. Le di vueltas incansables a la pregunta y claro que me auto-consolé con “a mí no me ha ido tan mal”. Pero claro, la pregunta no estaba contestada.

Aún al día de hoy solo unos cuántos nombres vienen a mi cabeza de mujeres comunicadoras negras, que llevan su cabello natural, que trabajen en agencia. A solo tres las reconozco entre las pocas caras que hay en mi mente y claro está porque trabajan a menos de cinco pies de mí. Me preocupa y me ocupa pues sé que resta muchísimo trabajo por hacer, por educar y por erradicar conductas de contra-progreso.

Claro, el que seas afro-descendiente y te alacíes el cabello no te quita la negritud. Tampoco el que te dejes el pelo rizo te hace más negra, pero sí te hace parte de las voces que luchan constantemente por educar que lo eurocéntrico no siempre es lo más correcto y que no estás mal si decides llevar tu melena riza. Pensándolo bien, incomoda el hecho que las características afrodescendientes que vemos en los medios de comunicación son minimizadas o simplificadas a presentadoras de televisión simplemente porque hace falta un factor “tropical” o “exótico”. Y más molestoso es el que se ponga al negro como un ser de categoría inferior, falto de inteligencia o que si lleva turbante es santero.

No pretendo que validez mi argumento, pero sí que podamos conversar en un tiempo en torno a la pregunta del debate “¿cuántas mujeres negras en agencias de relaciones públicas conoces que llevan el cabello al natural?” y me puedas mencionar muchas más, no solo en las relaciones públicas sino en los canales de televisión, medios y demás aliados de la prensa.

Hermana “grifúa”, sé libre, empodera y comunica a través de tu melena.

 

Katefrans Flores

One Comment

  • Este escrito sobre los rizos me encantó. Yo tengo pelo rizo y siempre he sido bien orgullosa del mismo pero he sentido y vivido cierto racismo en el trabajo. Keep it up!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Sign Up for

Our Newsletter

Subscribe to us to always stay in touch with us and get the latest news  about our company and all of our activities!